• Se han utilizado 450 metros cuadrados de URSA XPS NIII L para el aislamiento de la cubierta, y 800 metros cuadrados de su lana mineral  URSA TERRA Vento para la fachada
  • La instalación de estos materiales hará que el edificio reduzca sus emisiones contaminantes en un 65%

URSA ha estado muy presente en la rehabilitación del edificio de oficinas Génova 17 en Madrid, propiedad del grupo asegurador HNA (Hermandad Nacional de Arquitectos). Este edificio es un ejemplo de sostenibilidad que ha conseguido la clasificación “Muy Bueno” de la herramienta de certificación BREEAM.

Dragados, la empresa constructora, ha confiado en la capacidad de los materiales de URSA de conseguir eficiencia energética en los edificios en los que se instalan. Concretamente se han utilizado 450 metros cuadrados de URSA XPS NIII L para el aislamiento de la cubierta, y 800 metros cuadrados de su lana mineral  URSA TERRA Vento para la fachada. 

Los paneles de poliestireno extruido de URSA y en concreto el NIII L son ideales para el aislamiento de todo tipo de cubiertas. Entre sus ventajas figuran la eliminación de puentes térmicos, su gran capacidad de carga y su durabilidad.

Por su parte URSA TERRA Vento, es un panel de lana mineral para el aislamiento de fachadas ventiladas. Cuenta con un velo en la cara exterior, que protege a la lana de las inclemencias del tiempo durante la ejecución de la fachada.

El edificio de oficinas de HNA, situado en la céntrica calle madrileña Génova 17, cuenta con una superficie de más de 5.000 m² distribuidos en siete plantas, 70 plazas de garaje y un aparcamiento para bicicletas. Está diseñado para tener un funcionamiento interno acorde con los estándares internacionales de calidad.

En su rehabilitación ha primado la sostenibilidad por encima de todo. La incorporación de materiales como los aislantes de URSA permitirá un ahorro de emisiones del 65% respecto a un edificio equivalente estándar. SGS Tecnos ha sido la entidad autorizada para llevar a cabo la certificación BREEAM® y destaca que el edificio ha sido diseñado con la calificación energética más alta (A).
El proyecto, elaborado por Ruiz Barbarín Arquitectos, se ha planificado con todo detalle para dotar al inmueble de confort, eficiencia energética y respeto medioambiental.