Para conmemorar su centenario, y en un entorno lleno de historia (la antigua fábrica en el Poble Nou de Barcelona) Simon ha concebido el Espacio100 como showroom interactivo para la presentación de su nueva colección: Simon|100.

El Espacio100, proyectado por el estudio del diseñador industrial e interiorista Antoni Arola, se ha diseñado como un espacio de fusión entre la historia y la visión de la compañía. Se trata de un espacio que nos invita a lo largo de un recorrido por diferentes experiencias inmersivas, a descubrir el mañana y la capacidad de evolución de estos mecanismos llamados a encender mucho más que luz en un futuro inmediato: llamados a encender experiencias y con ellas emociones.

En una primera instancia nos recibirá, con una singular instalación, el nuevo Enchufe Hub que alberga la tecnología invisible y que da lugar a que todos los mecanismos dialoguen en el espacio. Al accionar los mecanismos pulsantes de Simon|100 durante el recorrido, se activan nuevas experiencias, el visitante puede esperar que se abran puertas automáticas, que aparezcan luces guía por las distintas estancias, y durante todo el recorrido descubrir qué hay detrás de cada pulsación. La suma de todos estas acciones orquestadas en el espacio, trasladan el concepto de Simon, Light up emotions, en el Espacio100.

Una sala de inmersión en el color de la luz muestra cómo jugando a pulsar los distintos mecanismos, se influye en el cambio de color del espacio. La luz baña todo el espacio con colores degradados que van de unas tonalidades a otras, y que se intensifica o disminuye desde la pared curva y retroiluminada. El envolvente cambio de color en el espacio y el gran espejo en el que se encuentran los mecanismos a pulsar, motivan indefectiblemente a capturar cada color en un retrato.