Pages Navigation Menu

BLOG

Salone del Mobile Milano 2017 ‘TOO GOOD TO WASTE’

Salone del Mobile Milano 2017 ‘TOO GOOD TO WASTE’

Milán, Material Inmaterial, 3 – 15 de abril de 2017

Un proyecto creado por la American Hardwood Export Council (AHEC) para la exposición Material Inmaterial de Interni, diseñada por Benedetta Tagliabue – EMBT y fabricado por Benchmark en roble americano, arce, cerezo y tulipwood

Too Good to Waste es una instalación interactiva diseñada por Benedetta Tagliabue de EMBT, elaborada por los ebanistas artesanos de Benchmark a iniciativa de la American Hardwood Export Council (AHEC), para la Semana del diseño de Milán que se expondrá en la Università degli Studi di Milano del 3 – 15 de abril.

Esta audaz instalación de madera consta de cuatro piezas individuales y únicas, que envuelven los pilares esculpidos de la entrada al auditorio del Aula magna y que al paso de los visitantes, se van transformando para revelar elegantes piezas de mobiliario ocultas. Benedetta Tagliabue, fundadora de EMBT, comenta, “Me siento muy privilegiada de poder diseñar una instalación con madera de frondosas estadounidenses contando con la inigualable experiencia artesanal de Benchmark en el trabajo con madera, y que será presentada en Milán, la ciudad donde nací y crecí.”

¿QUÉ ES TOO GOOD TO WASTE?

Too Good to Waste pretende cuestionar la validez de la actual relación entre el consumo de madera y la moda. Contrariamente a la percepción popular, no todos los bosques están desapareciendo. De hecho, el extenso bosque de frondosas estadounidense es un recurso forestal en rápida expansión en el que el volumen de su madera en pie se ha duplicado en los últimos 50 años. Sin embargo, debido a las tendencias de la moda y el color, la demanda a menudo se centra demasiado en apenas unas cuantas especies, mientras que otras se infrautilizan o se olvidan en el bosque, lo que supone una oportunidad perdida para el diseño y para el almacenamiento de carbono.

Too Good to Waste es una invitación a reflexionar sobre el uso responsable de estos bosques y a descubrir nuevas especies y calidades de la madera de frondosas que rara vez se encuentran en los hogares o las tiendas de muebles en Europa, pero que se deberían tener en cuenta si se quiere contribuir a un uso equilibrado y sostenible de los bosques.

Izquierda: Benedetta Tagliabue con una maqueta de madera de la instalación. Centro (de izquierda a derecha): David Venables, Benedetta Tagliabue y Sean Sutcliffe delante del trabajo en curso. Derecha: Una de las cuatro unidades autoportantes realizadas en Benchmark.

En palabras de Sean Sutcliffe, cofundador de Benchmark junto a la leyenda del diseño británico Terence Conran, “Too Good to Waste trata sobre el uso de los bosques con una eficacia máxima. Estamos utilizando especies que no están recibiendo el valor que deberían y las estamos usando para mostrar que son hermosas, versátiles y útiles para los artesanos de la madera. El segundo punto sobre el que queremos llamar la atención es el tema de las calidades de la madera; nosotros, como ebanistas meticulosos, siempre hemos sido muy exigentes con el uso de las mejores piezas de madera y eso debe cambiar si queremos pasar a una forma de vida más sostenible. Ahora estamos utilizando nudos, albura y todo tipo de características naturales de la madera que hace 10 años hubiera sido impensable que pudieran estar presentes en muebles de gama alta. Así que aquí estamos mostrando calidades de madera de frondosas que no utilizaríamos normalmente en carpintería o ebanistería y estamos expresándolo de una forma que muestre claramente que es hermoso, que es demasiado bueno para desperdiciarlo – Too good to waste.”

David Venables, Director europeo de AHEC, comenta, “Muchos de los productos que tenemos disponibles están limitados a ciertos colores y especies; esto restringe la libertad de los consumidores y de los diseñadores y la emoción de experimentar lo que se siente al usar materiales distintos a los actualmente utilizables.” Además añade que, “Estamos accediendo a un concepto muy importante en la sociedad de hoy: ¿cómo podemos aprovechar mejor los materiales que no elegimos como primera opción, con el fin de ser más sostenibles? Este proyecto pretende abrir un dialogo sobre estos temas. ¿Por qué limitarnos a nosotros mismos? ¿Por qué hay que ser tradicionales? ¿Por qué utilizar solamente los materiales que presuponemos que nos gustan? ¡Seamos más imaginativos!”.

UNA PARED INTERACTIVA PARA SER HABITADA                                                                   

Este proyecto no es solo un homenaje a toda la variedad de especies y calidades de la madera de frondosas que el bosque produce y regenera de forma natural, sino es también una invitación a descubrir la pieza en el sentido más literal: se anima a los usuarios a que puedan tocar y habitar en esta pieza, interactuar y jugar con ella, abrir sus distintos componentes empujando, tirando, girando y descubriendo nuevas configuraciones.

Too Good to Waste reimagina la arquitectura histórica de Cortile d’Onore, nombre del patio del período del Renacimiento diseñado por el famoso arquitecto Filarete, donde se ubicará la pieza, que presenta numerosos elementos decorativos y figuras humanas que salen de las paredes.

Benedetta Tagliabue explica: “Queríamos recrear este concepto de una manera lúdica y moderna creando una pared llena de sorpresas, donde las personas que habiten esta pared, sean reales.

Esperamos que los visitantes, sorprendidos por esta instalación, deseen interactuar con ella, y que descubran y utilicen las piezas del mobiliario que oculta: asientos, mesas, espejos… Esperamos que su curiosidad haga que esta pieza sea muy animada.”

MUEBLES QUE VIENEN DEL BOSQUE

La forma física de esta instalación mostrará la transformación de la madera desde su forma más natural hasta sus acabados de ebanistería más delicados, mostrando cómo los muebles, en última instancia, proceden del bosque.

Sean Sutcliffe dice: “Hemos construido una zona de bosque a partir de tablones aserrados verticales en su estado bruto de madera de tulipwood, cerezo, roble rojo y arce estadounidenses. A partir de este bosque de madera estamos diseñando piezas acabadas de mobiliario. Hemos mantenido las franjas verticales del bosque y las hemos extendido en los muebles, transformándolas desde su estado más natural de troncos de árbol en piezas elaboradas de fina ebanistería”.

La transición entre la textura rugosa de las tablas de madera y el acabado pulido de las piezas de mobiliario

La parte favorita del proyecto para Sean es mostrar cómo la instalación expresa con elegancia que los muebles proceden del bosque, una relación directa que la gente no siempre es capaz de ver.

En palabras de Benedetta: “La imperfección puede hacer que una pieza sea totalmente hermosa y única, por lo que espero que este proyecto transmita el mensaje de que se puede trabajar con materiales considerados imperfectos ya que con habilidad, inteligencia y curiosidad, es posible transformarlos en algo hermoso, único y amado.”

EL ARQUITECTO

Benedetta Tagliabue estudió arquitectura en el Istituto di Architettura di Venezia (IUAV) y actualmente es directora de la firma internacional de arquitectura Miralles Tagliabue EMBT, fundada en 1994 junto a Enric Miralles, con sede en Barcelona y, desde 2010, en Shanghai.

Entre sus proyectos más destacados está el Parlamento de Edimburgo, el Parque Diagonal Mar, el Mercado de Santa Caterina en Barcelona, el Campus Universitario de Vigo, y el Pabellón de España de la Expo Universal de Shanghai 2010, que fue galardonado con el prestigioso premio RIBA International como el “Mejor edificio internacional de 2011”.

Los proyectos de estudio actuales incluyen la Escuela de negocios de la Universidad Fudan en Shanghai, las torres de oficinas en Xiamen y Taichung, espacios públicos de HafenCity en Hamburgo, Alemania, la estación de metro Clichy-Montfermeil en París, Francia (primer premio del concurso) y la estación central de metro en Nápoles, Italia.

Su laureado estudio trabaja en las áreas de la arquitectura, diseño de espacios públicos, rehabilitación y diseño interior e industrial.

En el campo de la educación, también ha sido profesora invitada en la Universidad de Harvard, Universidad de Columbia y la ETSAB de Barcelona, dando conferencias regularmente en foros de arquitectura y universidades, y como parte de jurados en todo el mundo, p. ej. los premios Princesa de Asturias y el jurado del Premio Pritzker.

Su trabajo recibió el Premio RIBA Stirling en 2005, el Premio nacional de España en 2006, el Premio nacional de Cataluña en 2002, el premio de la Ciudad de Barcelona en 2005 y 2009, los premios FAD en 2000, 2003 y 2007.

También es directora de la Fundación Enric Miralles, cuyo objetivo es el de promover la arquitectura experimental en recuerdo a su difunto marido y socio Enric Miralles.

www.mirallestagliabue.com

Sigue a EMBT en Twitter @EMBT e Instagram @embtarchitects

ESPECIES DE MADERA

Sobre el roble rojo estadounidense

El roble rojo es la especie dominante en los bosques de frondosas de los Estados Unidos. La madera tiene una veta muy característica y no siempre es de color rojo. El nombre supuestamente procede del color de sus hojas en otoño. El roble rojo crece de forma natural y casi exclusivamente en América del Norte, aunque existen plantaciones en otros lugares del mundo. Los datos del Análisis del Inventario Forestal (FIA) muestran que el volumen en crecimiento de la madera de roble rojo es el 18,7 % del volumen total en crecimiento del bosque de frondosas de los Estados Unidos. En general, la albura de los robles rojos es marrón claro y el duramen a menudo va del color rosado al marrón rojizo. La madera de roble rojo estadounidense tiene propiedades de resistencia muy buenas en relación a su peso. Es una madera que se usa principalmente para muebles, suelos, puertas y algunas aplicaciones en la construcción.

Sobre el cerezo estadounidense

El cerezo estadounidense es una de las especies más notables de los bosques de frondosas de los Estados Unidos y es único en América del Norte. Su madera es de tonos cálidos y tiene excelentes cualidades para el acabado. Los datos del Análisis del Inventario Forestal (FIA) muestran que el volumen en crecimiento de la madera de cerezo es el 3,0 % del volumen total en crecimiento del bosque de frondosas de los Estados Unidos y que mientras que 4,3 millones de m3 de madera de cerezo son aprovechados cada año, más de 11 millones de m3 de madera de cerezo crecen de forma natural en los bosques de los Estados Unidos durante el mismo periodo. El duramen del cerezo puede variar de un rojo intenso a un marrón rojizo, oscureciéndose con el tiempo por la exposición a la luz. La albura es de color blanco cremoso. La madera es dura y estable cuando está seca, es muy fácil de teñir y proporciona un acabado excelente de la madera. Es muy apreciada para muebles y ebanistería de interior.

Sobre el arce estadounidense

Crece de forma natural en los bosques de frondosas de Estados Unidos. Los arces americanos abarcan a los arces blandos y a los arces duros. Se encuentran entre las especies más prolíficas y sostenibles. Ambos tipos de arce tienen una apariencia similar, con una albura blanca cremosa y un duramen color marrón rojizo oscuro. Los arces crecen extensamente por el Este de los Estados Unidos. Los datos del Análisis del Inventario Forestal (FIA) muestran que el volumen en crecimiento de la madera de arce es el 17,9 % del volumen total en crecimiento del bosque de frondosas de los Estados Unidos y que mientras que cada año se aprovechan 23,9 millones de m3, en el mismo periodo crecen de forma natural en los bosques cerca de 55 millones de m3. La madera de arce es generalmente de fibra recta con una textura fina, y puede teñirse y ser pulida para producir un acabado liso de alta calidad. Ambos tipos de arces son materiales ideales para muebles, ebanistería y carpintería, aunque las propiedades de resistencia a la abrasión hacen que el arce duro sea más adecuado para los suelos.

Sobre el tulipwood estadounidense

El tulipwood estadounidense es una de las especies más prolíficas de los bosques de frondosas de los Estados Unidos y es exclusiva de América del Norte. Los datos del Análisis del Inventario Forestal (FIA) muestran que el volumen en crecimiento de la madera de tulipwood representa el 7,7 % del volumen total en crecimiento del bosque de frondosas de los Estados Unidos y que mientras que cada año se aprovechan 12,8 millones de m3, en el mismo periodo crecen de forma natural en los bosques más de 32 millones de m3 de tulipwood estadounidense. El tulipwood tiene una fibra menos resistente, en general, que otras especies como el fresno y el roble y muestra una notable diferencia entre la albura y el duramen. La albura es color blanco cremoso mientras que el duramen puede variar del amarillo pálido o marrón al verde y violeta en casos extremos. La madera se oscurece con la exposición a la luz. El tulipwood posee propiedades resistente extraordinarias en relación a su peso haciéndolo muy adecuado para aplicaciones estructurales como vigas laminadas encoladas y madera contralaminada (CLT).

Créditos de la instalación

EMBT:             Arquitecto – Benedetta Tagliabue. Equipo de diseño – Nazaret Busto, Ling Yang, Andrea Martínez y Enrico Pinto.

AHEC:              David Venables, Rocío Pérez-Íñigo, Lucy Peacock, Brogan Cox y Lauren Smith.

Benchmark:      Sean Sutcliffe, Oliver Tillbury, Martin O’Hara, Ben Morgan, Rob Honeyman, Mark Paradise, Mark Kendell, Josh Hale y Sam Brown

Productor:       Migongo films

Fotógrafo:       Jon Cardwell

468 ad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.