Estanterías cantiléver para la producción de casas prefabricadas

La empresa dedicada a la construcción de casas prefabricadas, Rensch-Haus, ha cambiado sus antiguas estanterías por una nueva planta de almacenamiento para madera, cuya parte central está formada por seis lineales de estanterías cantiléver de la empresa OHRA. Éstas no sólo dotan de suficiente capacidad para almacenar  todo el material, sino que además son la estructura que soporta la construcción del tejado, ofreciendo, gracias a su construcción,  una mayor seguridad.

Esta empresa familiar fabrica en su sede en Kalbach-Uttrichshausen, cerca de Fulda, desde casas prefabricadas, hasta casas diseñadas individualmente (sistema llave en mano). Utilizan para su construcción maderas de 12,6 metros de largo, vigas, tablones, listones y paneles, todos ellos materiales necesarios para la construcción de las mencionadas tipologías de casas. Material que hasta ahora se almacenaban en una planta cubierta, almacén que se estaba quedando obsoleto.  Ya no ofrecía la suficiente capacidad de almacenamiento, quedando todo el material distribuido a lo largo de la nave de manera desordenada. Planta además que amenazaba ruina, no cumpliendo con los estándares de seguridad actuales.

Por ello, la Rensch-Haus decidió sustituir el antiguo almacén por una planta para almacenamiento de madera completamente nueva. Para ello, la empresa se decidió por las estanterías cantiléver de OHRA, convencida por su precio y la calidad de sus sistemas de estanterías. El productor con sede en Kerpen, Alemania, se especializó en sistemas de almacenamiento para el sector de materiales de construcción y el de la madera. OHRA es líder en el mercado europeo de estanterías cantiléver.

Las estanterías cantiléver de OHRA se diferencian de otras existentes en el mercado por el uso de perfiles de acero de alma maciza en columnas y brazos. El acero laminado en caliente responde elásticamente y comparado con la chapa plegada que usan otras empresas, mantiene permamentemente sus propiedades estáticas incluso en condiciones difíciles de almacenamiento. Esto es particularmente importante durante la manipulación de la carga, pues con impactos leves con las horquillas de la carretilla los perfiles de chapa se doblan y perdiendo capacidad de carga y estabilidad. Además, la construcción estable, permite alturas elevadas de almacenamiento y ofrece una mayor capacidad de carga. Por lo que, sobre una superficie definida, se puede crear una mayor capacidad de almacenamiento.

Adicionalmente la tipología de enganche de los brazos cantiléver de OHRA, mantienen la movilidad, aunque soporten grandes cargas y se desplazan cuando se produce un impacto, por ejemplo, con la carretilla. Así se consigue que ni el brazo ni la mercancía resulten dañados. Las estanterías para la Rensch-Haus están equipadas con brazos cantiléver de 1,25 metros de largo y cada uno soporta una carga de hasta 750 kilos.

En la Rensch-Haus las columnas de más de 7 metros de altura sirven simultáneamente como estructura y soporte del tejado. Así en poco tiempo y comparativamente con costos inferiores, se ha creado una planta de alrededor de 45 metros de largo que ofrece suficiente capacidad de almacenamiento para todos los materiales de madera necesarios.