Estanterías cantiléver flexibles para la venta de madera

La empresa Ratheau SAS como empresa para la venta de madera en la gran París almacena madera para la construcción, vigas y madera de chapa laminada en estanterías cantiléver de OHRA. Debido a la construcción flexible este sistema de estanterías permite no sólo un gran aprovechamiento de las superficies para almacenamiento, si no que sobre todo garantiza un alto grado de utilización.

Ratheau es una de las vendedoras más importantes de productos y materiales de madera, especialmente para la construcción y el artesanato en la región de la Ile-de-France y de la Normandía. En 2016 los 180 colaboradores en las 12 sucursales lograron un volumen de negocios de 43,5 millones de Euros. En el emplazamiento Ozoir La Ferrière las superficies de almacenamiento se pudieron ampliar considerablemente mediante la compra de un segundo almacén. Se debía crear espacio para madera cruda de Escandinavia para paneles de hasta 6 metros de largo, perfiles en L de hasta 13,5 metros de largo, maderas de chapa laminada y demás productos de madera para la construcción.

El año pasado la empresa francesa decidió equipar las superficies para almacenamiento en Ozoir-la-Ferrière con estanterías cantiléver de Ohra. El productor con sede en Kerpen, Alemania, se especializó en sistemas de estanterías para el sector de materiales de construcción y madera. OHRA es líder en el mercado europeo de las estanterías cantiléver.

Ya desde 2008 Ratheau apuesta en los sistemas de estanterías de la empresa alemana convencida de la calidad y durabilidad de la construcción. Una vez que todos los elementos portadores de las estanterías se fabrican de acero de alma llena laminado en caliente. Así en caso de golpes, p. ej. con carretillas elevadoras, los perfiles responden con elasticidad y conservan permanentemente sus propiedades estáticas. La construcción estable de los sistemas de OHRA permite grandes alturas de almacenamiento, bien como gran capacidad de carga, posibilitando con ello un buen aprovechamiento de la superficie.

Además la construcción de las estanterías cantiléver de OHRA minimiza el riesgo de daños, una vez que los brazos cantiléver se enganchan en sentido horizontal en las columnas y no es necesario atornillarlos ni soldarlos. Así, el brazo queda enganchado de forma flexible y se desplaza en caso de choques. De ese modo se evitan daños en las estanterías y también en las mercancías almacenadas.

Mediante las estanterías cantiléver de OHRA Ratheau en total pudo conseguir un uso óptimo de las superficies de almacenamiento y garantizar un alto valor añadido para su inversión.