Millesime Madrid es una iniciativa que fusiona dos disciplinas artísticas: gastronomía e interiorismo. Además de la presencia de relevantes figuras de la alta cocina internacional, varios equipos de diseño y arquitectura participan en la creación de inéditos ambientes, impregnados con su sello personal.

El espacio diseñado por Raquel Chamorro y en el que se ha apostado por producto Keraben ha resultado ganador como el espacio más emblemático de Millésime

Cada una de las ubicaciones que compone esta experiencia gourmet goza de un diseño único: los restaurantes poseen una escenificación concreta y un espacio propio, las marcas se identifican con una imagen diferente, adaptada a su personalidad, y los diversos ambientes se visten de creativas texturas y sensaciones memorables.

En esta edición, la interiorista Raquel Chamorro nos ofrece su cara más fashion en la terraza, un concepto `afterwork´ lleno de glamour. El lugar idóneo para disfrutar del corte y encendido de los mejores Habanos del mundo, que acompañan a la mejor coctelería de la barra Coca Cola. Para dar vida a este espacio, la diseñadora ha seleccionado la colección Future, de Keraben. Este espacio ha resultado ganador como el más emblemático de Millésime.

En el metal más oxidado de aspecto industrial y futurista es donde se encuentra la esencia de la serie Future. Una serie pensada por y para las almas más atrevidas que buscan impregnarse del universo industrial. Esta serie tiene un acabado satinado con rodillo que le da un aspecto lustrado. Future representa un ingenioso estudio compositivo sobre la respuesta estética y funcional que ofrece el mundo fabril.

c