•  El bosque estadounidense tardó 25 segundos en recuperar el volumen de roble blanco talado necesario para la fabricación del entarimado instalado.
  •  El entarimado ofreció la oportunidad de crear, por primera vez, el perfil LCA para un suelo de madera.

La American Hardwood Export Council (AHEC) fue uno de los patrocinadores de pabellón estadounidense de la Expo de Milán con un impresionante entarimado de roble blanco de 500 m2. El suelo de madera se extendió a lo largo de toda la primera planta del pabellón en la que se situaba el área principal de exposición. El roble blanco fue la especie elegida por el arquitecto neoyorquino James Biber cuyo estudio diseñó el pabellón. Biber quería una madera de frondosa de aspecto clásico que se integrara bien y complementara el resto del pavimento que está fabricado con madera reciclada, de 100 años de antigüedad, procedente del paseo marítimo original de Coney Island.

En el pabellón estadounidense la cuestión de la sostenibilidad revistió una gran importancia y en él se exhibieron una granja vertical, las tecnologías de eficiencia energética más recientes y madera reciclada. Sin embargo, uno de los mensajes medioambientales más categóricos se transmitió mediante el uso de madera de roble estadounidense nueva producida de manera sostenible. AHEC, utilizando su innovador estudio de Evaluación del Ciclo de Vida (LCA por sus siglas en inglés), elaboró un perfil medioambiental completo para el entarimado de roble blanco. Los datos de los impactos de la silvicultura, el aserrado, el secado y el transporte asociados al envío de la madera de roble blanco a Italia se combinaron con los datos recopilados durante el proceso de fabricación. La evaluación también incluyó todos los materiales que no eran madera (adhesivos, aceites y fijaciones), el transporte, la instalación y la vida útil prevista. Al final de su vida de servicio, el pavimento podrá reciclarse o destinarse a la combustión como combustible renovable.

El roble blanco estadounidense es un recurso que no solo es renovable, sino que también se está expandiendo. Este recurso es tan enorme y su crecimiento es tan rápido que hacen falta menos de 25 segundos para que el volumen correspondiente al roble blanco talado necesario para la fabricación del entarimado instalado en la Expo de Milán se reemplace mediante el nuevo crecimiento natural en los bosques. Si atendemos a su ciclo de vida completo, el pavimento de madera es mejor que neutro en carbono. ¿Cómo es esto posible? Las emisiones de carbono asociadas a la entrega de los materiales y a la fabricación del suelo de madera se ven compensadas con creces por la energía generada por los desperdicios de madera y la eliminación al final de la vida de servicio.

Fotografía: Giovanni Nardi. Pavimento de roble blanco estadounidense

Pavimento de roble blanco estadounidense

Una gran parte de la energía que se utilizó para producir el pavimento procedía de fuentes renovables. Mientras el suelo se siga utilizando, almacenará 14,5 toneladas métricas de CO2 equivalente.

Para David Venables, Director Europeo de AHEC, este proyecto ha ofrecido a la industria de la madera de frondosas estadounidenses una gran oportunidad para apoyar este destacado evento, sumándose a la fuerte presencia estadounidense en la Expo y a los mensajes transmitidos con el pabellón. “El suelo tenía un aspecto impresionante, lleno de características naturales y un veteado magnífico. Todas las personas que intervinieron en su fabricación, incluyendo los arquitectos, quedaron encantadas con el resultado final. El entarimado, también nos ha ofrecido la oportunidad de crear por primera vez el perfil LCA para un suelo de madera y los resultados han demostrado, una vez más, la solidez de las credenciales medioambientales de la madera de frondosas estadounidense”. 

El pavimento de roble blanco, formado por listones perfilados de longitud variada y de 20 mm de grosor y 80 mm de anchura, fue fabricado en Italia por Imola Legno. El suelo se instaló utilizando un sistema de montaje de presillas ocultas con un espacio de 5 mm entre cada listón y un dispositivo de fijación de acero inoxidable.

El entarimado puede desmontarse fácilmente sin dañarlo para el mantenimiento rutinario o para su reutilización, prolongando así considerablemente su expectativa de vida útil. Al suelo de madera se le aplicó un acabado de un aceite antioxidante transparente.