El nuevo Edificio de Servicios Generales del Hospital de Cruces cuenta con 10.000 m2  destinados a laboratorios de genética, investigación, microbiología, anatomía patológica y aparcamientos subterráneos.
La predominancia de vidrio, blanco translúcido, le aporta una imagen de contenedor tecnológicamente avanzado y aséptico. Las lamas verticales de su fachada, de gran profundidad, posibilitan un óptimo control solar en las orientaciones este y oeste.
Las plantas se diseñan muy diáfanas, con amplias luces entre pilares, dotándolo de una gran flexibilidad ante potenciales cambios futuros.