Los muros cortina basados en frentes de vidrio se convierten en la elección de muchos proyectos y a veces, las empresas constructoras deben resolver problemas de transmisión provocados por el ruido exterior.

El rendimiento acústico de los muros cortina es principalmente una función del acristalamiento y los sellados internos para detener la fuga de aire. La capacidad de atenuación de sonido de los muros cortina se puede mejorar mediante la instalación de una atenuación de sonido de relleno y haciendo la construcción lo más hermética posible. La incorporación de diferentes espesores de vidrio en una unidad de vidrio aislante también ayudará a mitigar el ruido exterior. Esto se puede lograr aumentando el espesor de uno de los vidrios o mediante la incorporación de una capa intermedia entre los vidrios llamada butiral de polivinilo o PVB.

Con el continuo avance de la tecnología de los muros cortina de cristal, la popularidad de estos sistemas se ha disparado a un máximo histórico. Los edificios con ventanas en los grandes edificios han pasado de moda y desde hace años se eligen sistemas de envolventes con montantes estrechos y vidrios de alto rendimiento.

Mientras que las fachadas de vidrio ofrecen una gran cantidad de beneficios a los ocupantes del edificio, como la mejora de puntos de vista a la luz del día, estos sistemas pueden presentar problemas de construcción debido a la transmisión de sonido a las partes internas del edificio, especialmente en ambientes acústicamente sensibles, como las instalaciones relacionadas con la música. 

Nos encontramos muy a menudo con la condición de la moda, lo más vistoso, proyectos de oficinas corporativas que quieren ser
vanguardistas en lo estético, pero que los muros cortina construidos no son apropiados para aplicaciones donde se requiere un alto grado de aislamiento de ruido.

Ahí está el problema: Cada vez más arquitectos están especificando sistemas de muros cortina de vidrio para edificios con ambientes sensibles al ruido, incluyendo algunos edificios a media y gran altura.

Estos edificios de muros cortina se pueden proyectar sin problemas cuando el uso está perfectamente bien definido, esto es, para edificios de oficinas, incluso para las oficinas médicas donde las exigencias de ruido deben quedar bien definidas. Pero en los entornos más exigentes, como las escuelas, conservatorios de música, y otros edificios donde el ruido influye en el uso diario es necesario proyectar el edificio con todas las garantías de aislamiento acústico.

Fugas de sonido
Cuando se va a proyectar un edificio con muro cortina, éste debe desarrollarse con todas sus formas creativas para controlar la transmisión de sonido interno que pueda darse tanto horizontalmente de una habitación o compartimentación a otra, como verticalmente de piso a piso.

Aislamiento entre pisos
Una fuente de la fuga de sonido es el vacío entre la pared del muro  cortina y los tabiques interiores. Para ello es muy importante sellar herméticamente la parte que une la estructura portante del muro cortina con el forjado de cada piso.

Para evitar la pérdida de sonido por el vacío entre el muro cortina y los tabiques interiores se coloca un relleno de yeso a las dos piezas. La partición debe ser más delgada que la pared interior y el muro cortina. El primer compromiso acústico que nos encontramos es que esta sección de pared más delgada reduce el rendimiento global de la barrera de sonido de la partición en la pared principal.
Cuando la partición de relleno se encuentra con el parteluz se recomienda colocar una tira de cinta de neopreno de células cerradas para acomodar el movimiento. “La fuerza del viento puede hacer que el muro cortina se mueva, así que es necesario tener cuidado al hacer esa conexión demasiado rígida”.

Los componentes clave como el marco del muro cortina, montantes, e incluso el cristal pueden servir como una vía de transmisión de sonido entre habitáculos y pisos. Estos puentes acústicos son especialmente críticos en proyectos sensibles, ya que pueden influir negativamente en proyectos comerciales o residenciales.

En algunos casos, a pesar de sellar los tabiques, el sonido se va a transmitir a través de los componentes del sistema del muro cortina. Afortunadamente, hay varias maneras de minimizar estos puentes acústicos. Una solución implica el aislamiento de los parteluces llenándolos con espuma, arena, mortero sin contracción, masilla o cemento de peso ligero. Es importante asegurarse de que el relleno es químicamente compatible con el tipo de aluminio utilizado para los montantes, y elegir la sustancia en función del nivel de aislamiento acústico requerido.

Reducción del ruido a través de la pared
Este aislamiento es el que se tiene que evitar a través de los vidrios colocados en el sistema empleado como muro cortina.

El muro cortina tiene un sistema de acristalamiento que va en consonancia con sus cualidades estéticas del sistema empleado. Estos muros cortina ofrecen protección contra la intrusión de sonido dentro del entorno de trabajo. Estos sistemas han logrado una reducción de ruido ponderado promedio de hasta 42 dB en toda la gama de frecuencia común.

El rendimiento de reducción de sonido de una fachada es dictada por un número de factores que individualmente pueden tener diferentes efectos. Estos factores pueden ser fácilmente resumidos en diferentes formatos como son cambio de disposición, perfiles y vidrio, y pueden tener un efecto importante en el rendimiento global de la fachada.

Con el objetivo de compensar el efecto de coincidencia acústica, y en el caso de considerar soluciones que implican el empleo
de dos vidrios, es conveniente que el espesor entre ambos difiera en un 30%.

Existe una creencia indicando que poniendo triple acristalamiento produce una mejor atenuación del ruido que un doble acristalamiento. Hoy en día no existe nada comprobado que  nos indique que un triple acristalamiento aporte mejores valores acústicos que un doble acristalamiento, ya que el valor acústico viene dado por múltiples variables que pueden influir en el aislamiento acústico, cómo puede ser la diferencia de espesores entre los vidrios, la masa-espesor del vidrio, etc…

A continuación indicamos en la siguiente tabla las mejoras acústicas que se producen aplicando diferentes combinaciones de vidrios en el sistema de cerramiento empleado, combinando tipos de capas y gas.