No hay duda de que en España está creciendo la cultura del conocimiento en las élites profesionales y bien informadas, a las que gusta estar a la última utilizando su lado culto para, a partir de un refinado gusto y un mejor sentido personal, hacer la mejor elección para su casa y para los suyos, con la firme convicción del que sabe lo que le gusta. LuxuryFurniture-Store.com facilita las cosas para que los interesados en adquirir muebles de lujo se beneficien del mejor apoyo en asesoramiento conforme a unos gustos y estilos muy concretos.

LuxuryFurniture-Store.com presenta algunas de esas tendencias (estilos Art Déco, Neo Modernista y Vintage) para hacer que tu casa esté a la última.

APARADOR  Mueble básico en un comedor. Con espejo o sin él (según estilos decorativos y según gustos del propietario). Combinando, en este caso, madera noble de Nogal y tapa de mármol o granito, elegante y limpio de adornos, sin tiradores. Estamos hablando de un estilo histórico: el estilo ART DÉCO.

430 . APARADOR

Este estilo, que creó época y grandes amores en los años cincuenta y sesenta del siglo XX, se caracteriza por líneas puras, racionalistas (escuela Bauhaus) sin adornos, como si esos muebles quisieran también romper con el pasado. Y lo lograron. Son la unión entre estilos rígidos (clásicos) o naturalistas (Art Nouveau) con los estilos más genuinamente modernos, sobre todo los italianos de Diseño Moderno, que al crear escuela, se identifican -en el todo por la parte- entre sí y dan origen al conocido como mueble moderno.

El aparador es el mueble necesario, imprescindible en una casa. Mueble por lo general fácil de integrar –suelen tener distintas medidas, para adaptarse mejor a cada casa, a cada espacio y a cada necesidad- y tremendamente útil, hasta el punto de volverse imprescindible. Con cajones vistos u ocultos, con estantes interiores y el máximo aprovechamiento. Y un elemento más, contribuyendo a la belleza -si es tan bello como éste que mostramos- del resto de la casa. Belleza y personalidad jugando con la grandeza de un estilo ya clásico: el Art Déco.

MESA DE COMEDOR Y a un mueble como el anterior –y como su alma gemela- le tiene que corresponder una compañera a su altura: La mesa de comedor, que enseñorea cada casa; y si es así como lo hace ésta de la fotografía, con estilo elegante y glamuroso como es el Art Déco.

430 . MESA DE COMEDOR

Porque una mesa de comedor tiene una función única, pero es probablemente la más importante de una casa. Además de servir de acompañamiento estético creando atmósfera, nos deleita –vestida, generalmente como para una gran ocasión- con el placer silencioso y pasivo, pero no menos protagonista, de ser soporte para unos momentos de éxtasis culinario.

Una mesa de comedor ha de elegirse siempre por sus cualidades de espacio y uso, no puede ser más, ni menos, de lo necesario. Es un mueble que, como en esta serie Art Déco, debe tener distintas medidas para ser útil en las distintas casas y que sea, como en este caso, en un estilo tan personal y elegante, porque aquí será donde obsequiamos a los nuestros.

SALÓN La estancia principal de una casa. Donde se viven intensas y muy personales emociones y donde recibimos a nuestra gente; a los amigos, a la familia que queremos obsequiar y así, a través de nuestros actos y espacios, demostrarles lo que son para nosotros. Ya sea para ver la última película de nuestro director favorito, o para disfrutar del deporte. Lugar singular donde leemos y donde hacemos la vida en común. Sólo puede ser un espacio mágico si lo sabes buscar. Y estos elementos que lo configuran y que podemos ver aquí y apreciar, tienen toda la magia de lo bien hecho.

430 . SALÓN

Formas y diseño pensados en líneas muy puras, límpidas. El mueble frontal, es el centro y es el complemento en un marco ideal, para destacar y engrandecer el resto de muebles de la casa. Aquí no hay estilo que defina porque esta no es su misión. Ha de ser (es) un elemento sobrio, impersonal sin renuncia a la elegancia y al encanto. Con delicados acabados; de tacto y sensación relajantes. Justo lo que necesitamos. Un bello soporte para aquello con lo que celebramos nuestra rutina diaria, con unas elegantes y estilosas piezas históricas de prestigioso diseño –sofá y butacas estilo racionalista, perfectamente integradas- en la zona de asiento, donde alcanzar el estado de máxima relajación y comodidad buscado para reposar después de agotadoras jornadas de trabajo, para que se sientan –nos sintamos- arrullados, como en casa.

SOFÁ  Aquí la armonía de las formas y los acabados es total. No se puede pedir más a un mueble: que cumpla su función con las máximas prestaciones posibles. Y un sofá lo ha de cumplir a rajatabla. Éste es un perfecto ejemplo, gran y depuradísimo diseño y máxima confortabilidad envueltos en el mejor de los ropajes, la piel de vaca. De pura flor. Forma y acabado perfectos. La perfección de los cinco sentidos en un solo elemento. Como éste, excelso representante del estilo Art Déco, para ser el elemento perfecto en el ambiente ideal que proponemos. Su elegante sencillez. Su arrollador glamour.

520 . SOFA VINTAGE

El sofá –sólo si es como éste, de gran calidad y diseño- es el mueble perfecto porque aúna forma y utilidad; junto al tacto y las sensaciones transmitidas por el refinamiento de su vestidura. Es el complemento necesario y perfecto para una síntesis única y muy evocadora. Tu creación personal: clase y elegancia integrados en un estilo único, el Art Déco. Ni rígido, ni demasiado informal. La pieza con clase que acaba el conjunto y centra el resto del mobiliario; y define el estilo de tu vida, de casa.

BUTACA Y nada menos que una obra de arte con la personalidad arrolladora de quien, como es este caso, está de vuelta de belleza, reconocimiento y homenajes a una de las formas más refinadas, terminadas y unánimemente reconocidas del universo de la estética y del refinamiento, del imaginario de las piezas con  clase y distinción, en forma de mueble. Una pieza única, imprescindible si deseas enamorarte de tu casa y crear tu propio estilo. Personalidad desbordante. Con ese toque tan personal y único.

710 . BUTACA ART DECO

Cerrando un ambiente, como complemento (siempre mejor en pareja). O sola, con una lámpara como toda compañía,  donde te refugias, después de tanta presión profesional, tensión y estrés, a leer. O a ver tu programa favorito en la televisión. O escuchando tu música favorita (un adagio de Albinoni, un nocturno de Chopin…) relajante y evocadora. Vestida de gala, naturalmente. Con esa piel única y especial que se pega a la mano y no la sueltas. Que te arrullas en ella y no quieres dejarla. Esa vestimenta elegante e intimista.

MUEBLE BAR Magnífico ejemplo de mueble lleno de evocación, de serena elegancia, de belleza sin par, para afirmar y llevar a la máxima expresión un estilo, el Art Déco, que amamos y nos complace. Con la personalidad más arrolladora. En silencio, sin preguntas. Y con la mejor de las utilidades. Mueble Bar. No es mueble inútil, de escaparate. Y con las proporciones idóneas para caber en la mayoría de los espacios. Acabados de calidad, con esa depurada y delicada manualidad y ese artístico elemento central -que es a la vez tirador-. Maderas nobles y limpio de adornos. Con la contundente personalidad de la sencillez. Pieza singular de las que marcan la clase de un mueble y definen un estilo de vida.

720 .  MUEBLE BAR ART DECO

Pieza singular con un interior igual de acabado y de gran refinamiento, como sólo se puede hacer en un mueble destinado a recrearse en la naturalidad de formas, de un estilo único, histórico y rabiosamente actual. Tan lleno de significados evocadores, de imágenes sugerentes de las grandes películas del mejor cine de los años sesenta, minifalda y libertad. Beatles e Ibiza. Mayo del 68 y contracultura. Todo mientras te pones una copa de tu mejor licor con una piedra de hielo. Un mueble también es todo esto. No sólo ponerlo para tapar un hueco. Suele costar lo mismo, pero… no es lo mismo