Pages Navigation Menu

BLOG

LEED Oro para el estadio de San Mamés aislado con URSA

LEED Oro para el estadio de San Mamés aislado con URSA
  •  El campo del Athletic de Bilbao contiene 35.000 metros de URSA TERRA Vento y GLASWOOL para el aislamiento de techos y tabieques 
  • El aislamiento acústico y térmico conseguido ha ayudado a obtener esta puntuación en la herramienta americana LEED

 

San Mamés se ha convertido en el primer campo de fútbol europeo que consigue el certificado LEED. Esta herramienta del US Green Building Council (USGBC) mide el grado de sostenibilidad de los edificios en base a las categorías de integración en la parcela, ahorro de energía y agua, uso de materiales de bajo impacto ambiental, calidad del ambiente interior e innovación y diseño. El proceso de certificación del estadio del Athletic de Bilbao comenzó desde las primeras etapas de diseño, y se ha llevado a cabo a lo largo del toda la fase de proyecto y construcción.

A lo largo del proceso se han tenido en cuenta muchas características que presenta el espacio como su integración en la trama urbana. Pero sin duda, uno de los factores que más peso ha tenido ha sido su capacidad de ahorro energético que disminuye de forma importante la huella ambiental de la instalación deportiva, sus emisiones contaminantes y cuenta con materiales respetuosos con el medio ambiente.

URSA es en buena parte responsable del buen comportamiento energético de esta instalación en la que se colocaron  miles de metros cuadrados de sus materiales para el aislamiento de techos y tabiques divisorios.

En concreto se emplearon 8.000 metros cuadrados de URSA TERRA Vento de 80 mm de espesor y 13.000 metros cuadrados de URSA GLASWOOL de 75 mm de espesor para el aislamiento de techos.

De este último producto, URSA GLASWOOL, pero con 50 mm de espesor se instalaron  casi 14.000 metros cuadrados como aislamiento en tabiques divisorios.

Los promotores del nuevo estadio buscaron una estanqueidad total para la cubierta, mientras que en la fachada lo que se persiguió fue la máxima permeabilidad. Además, dado el uso del inmueble, se buscó una perfecta calidad acústica a la que sin duda contribuyeron los materiales de URSA instalados.

La ingeniería IDOM fue la responsable de este ambicioso proyecto que ha cambiado la fisonomía de Bilbao, sin alterar el carácter de sus edificaciones y perfectamente integrado en el entorno. Recientemente, San Mamés también resultó elegido como el «mejor edificio deportivo del mundo» en los premios WAF 2015 (World Architectural Festival), celebrados en Singapur.

468 ad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.