Logo La Casa que Ahorra

La Confederación Nacional de la Construcción, la Fundación La Casa que Ahorra y Green Building Council España son las tres organizaciones nacionales que apoyan esta campaña y trabajarán conjuntamente en la consecución de su ambicioso objetivo.

España es, sin duda, un país clave en el que los beneficios de la rehabilitación de edificios se ponen de manifiesto con más claridad. Poner fin al despilfarro energético en nuestro parque inmobiliario proporcionaría efectos inmediatos en la creación de puestos de trabajo, reducción de la pobreza energética, disminución de nuestra dependencia energética de países terceros y consolidación del crecimiento económico. Por ello, se pone en marcha la campaña Renovate Europa con el objetivo de reducir la demanda energética en un 80% para 2050. ROCKWOOL, empresa fabricante de lana de roca y líder nórdico en transparencia energética, forma parte de la Fundación La Casa que Ahorra. 

La iniciativa cuenta con 7 objetivos específicos para la consecución de los objetivos:

  • Estimular la recuperación económica: Se estima que la ayuda pública requerida para crear un puesto de trabajo en rehabilitación es del orden de 13.500 a 14.500 euros, lo que contrasta con los 19.991 euros que supone el coste anual en subsidio por desempleo, en promedio, por cada trabajador desempleado. Se estima que se crean 17 empleos por cada millón invertido en renovación energética.
  • Apoyo a las PYMES: Invertir en rehabilitación energética de edificios podría crear hasta 212.300 puestos de trabajo en 2020.
  • Acabar con la pobreza energética: Las causas que generan esta precariedad energética son diversas: bajos ingresos del hogar, calidad insuficiente de la vivienda, precios elevados de la energía, precios elevados de la vivienda, etc.
  • Apoyar las finanzas públicas: Por cada 1% del PIB invertido en rehabilitación, el 0,62% retorna a las Administraciones Públicas, bien como pago directo por IVA (0,21%), por otros impuestos indirectos y directos o por aumento de Cotizaciones Sociales relacionadas con el aumento del empleo (0,11%).
  • Mejorar la calidad de vida en las viviendas: La rehabilitación de edificios persigue varios objetivos: mejorar su eficiencia energética, sus condiciones de accesibilidad y su estado de conservación.
  • Reducir considerablemente la contaminación del aire y la emisión de CO² a la atmósfera: Si se rehabilitasen 3.500 viviendas de aquí a 2020, se ahorrarían 12.700 kTep (el 79% del objetivo marcado por la Directiva de Eficiencia Energética) y se evitaría la emisión de más de 30 millones de toneladas de CO2.
  • Reducir nuestra dependencia energética: España es el segundo país de la Unión Europea, dentro del grupo que más energía consumen -Italia, Alemania, Francia y Reino Unido-, con una tasa de dependencia energética del exterior más elevada, un 73%.

Sin energía, ¿existiría el confort?

La inmensa mayoría de los ciudadanos desconoce el grave problema y a la vez gran oportunidad que representan la ineficiencia energética y la falta de confort de las viviendas y edificios que habita y utiliza. Esta es una de las razones que hacen que muchos de los fondos que se habilitan desde las diferentes administraciones para incentivar las actuaciones de mejora de estas viviendas y edificios se “queden en los cajones”. Se necesita una campaña ambiciosa de comunicación para informar y concienciar a la ciudadanía sobre los grandes beneficios que, para su hogar y para el país en su conjunto, puede aportar la rehabilitación energética de edificios. Así, Renovate Europe propone que una parte de los fondos que se habilitan para programas de subvención a la rehabilitación energética  se destinen a campañas intensivas y ambiciosas de comunicación en esta dirección.

Logo Renovate Europe