Las soluciones arquitectónicas que ofrecen respuesta a los desafíos medioambientales, energéticos y estéticos de cualquier proyecto constructivo son, al final, las que más éxitos recaban entre los profesionales del sector y también los usuarios finales. Ejemplo de ello son las pérgolas KANOPÉE de KAWNEER, especialista en sistemas arquitectónicos de aluminio y única marca del sector de la construcción del Grupo Alcoa, que cubren estas exigencias y necesidades en proyectos tanto de viviendas particulares, como de hostelería y restauración para los que resultan especialmente útiles y eficaces.

Adaptada para todos los proyectos (vivienda individual o colectiva, hostelería o restauración), tanto para construcción nueva como para renovación, la pérgola KANOPÉE protege del sol y el mal tiempo. De elevadas prestaciones y robusta, se mantiene en el tiempo gracias a sus elementos de aluminio y acero inoxidable. Lista para instalar, se adapta a configuraciones múltiples: en ángulo, contra una fachada, independiente o entre tres o cuatro paredes. Se presenta en gran variedad de colores y acabados.

Las pérgolas Kanopée de KAWNEER disponen de lamas orientables motorizadas a través de las que se pueden controlar las aportaciones solares evitando el recalentamiento de las fachadas. Este sistema, además, garantiza la ventilación natural del espacio en el que se instala. Imágenes KAWNEER todos los derechos reservados.

Las pérgolas Kanopée de KAWNEER disponen de lamas orientables motorizadas a través de las que se pueden controlar las aportaciones solares evitando el recalentamiento de las fachadas. Este sistema, además, garantiza la ventilación natural del espacio en el que se instala. Imágenes KAWNEER todos los derechos reservados.

De estética depurada y cuidada, las pérgolas de KAWNEER están destinadas principalmente a aquellas zonas que están más expuestas a los rayos solares, estas pérgolas aportan el confort térmico necesario en los meses de más calor. Mediante el control de la penetración de la luz, limitan y gestionan el recalentamiento de las fachadas y, además, gracias a sus lamas orientables y motorizadas garantizan una ventilación a medida en los espacios en los que se instalan.

Todas las pérgolas KANOPÉE de KAWNEER permiten una proyección hacia el exterior de unos 7×4.5 metros, consiguiendo con ellas adaptar y hacer mucho más confortable las zonas al aire libre como terrazas y jardines en cualquier época y estación del año. Gracias a ellas se gana terreno y espacio habitable a pesar del calor y también del frío.

Además, estas pérgolas también son una pieza clave dentro de la estética visual de las fachadas y exteriores, a los que se adaptan sin problemas gracias a su variedad de diseños y acabados. Quedan completamente integradas en la estética mejorando el valor del patrimonio inmobiliario en edificaciones nuevas como rehabilitadas.