Las ventanas deslizantes son un importante elemento de diseño que permiten tener unas mejores vistas y disfrutar de la máxima luminiosidad. Por ello, REHAU ha lanzado al mercado HIGH-DESIGN SLIDE, la nueva corredera deslizante de REHAU diseñada para proyectos de grandes ventanales.

 Proyectar superficies con grandes espacios acristalados es la opción idónea para que interiores y exteriores se fusionen creando ambientes agradables sin prácticamente impedimentos visuales. Por ello, REHAU lanza HIGH-DESIGN SLIDE, la nueva corredera deslizante diseñada para grandes ventanales que cuenta con una calidad y unas prestaciones inigualables.

 

HIGH-DESIGN SLIDE es una solución ideal para la obra nueva y la rehabilitación así como para balconeras de grandes dimensiones que permite fabricar elementos de gran tamaño y peso para amplias superficies acristaladas con un coste más reducido que una corredera elevable. Al ser un sistema de apertura deslizante, su accionamiento no ocupa espacio y su avanzado diseño unido con sus elevadas prestaciones garantizan un deslizamiento suave y silencioso. Cabe destacar que HIGH-DESIGN SLIDE está disponible en una amplia gama de colores con el objetivo de ofrecer un producto que pueda adaptarse al máximo al estilo decorativo de cada proyecto.

Destaca por su sostenibilidad ya que logra reducir notablemente la pérdida de energía que se produce a través de los ventanales en comparación con los sistemas estándar actuales. Además, la estanqueidad de sus juntas proporciona un aislamiento térmico contra corrientes de aire y humedad, lo que permite obtener un significativo ahorro energético a la vez que mejorar la calidad de vida.

Otra de las ventajas de las nuevas correderas de REHAU, es que proporcionan un excelente aislamiento acústico consiguiendo un ambiente más silencioso en comparación a otras opciones del mercado. De esta manera, se puede disfrutar de una total tranquilidad, comodidad e intimidad en las estancias, incluso en entornos especialmente ruidosos.

Este novedoso sistema ofrece una capacidad de acristalamiento inigualable de 33 mm, además de tener una gran robustez y un funcionamiento simple que puede soportar hasta 180 Kg de vidrio por hoja. Asimismo, permite realizar hojas de hasta 2.700 mm de altura sin necesidad de refuerzos adicionales.

Para la fabricación de las correderas de REHAU se utilizan exclusivamente materiales de alta calidad, muy resistentes a la intemperie, con superficies lisas y de fácil cuidado. Por ello, las ventanas correderas aumentan su vida útil y conservan su valor durante más tiempo.

Las ventanas correderas de REHAU responden perfectamente a las exigencias del mercado y se posicionan así como la mejor opción para crear grandes espacios de luz proporcionando a la vez un excelente aislamiento térmico y acústico.

1