El Monasterio de Piedra de Nuévalos (Zaragoza) es un monasterio español-aragonés que fue fundado en 1194 por monjes cistercienses. Se catalogó como Monumento Nacional en 1983 y a día de hoy es un Hotel & Spa de propiedad privada. La creciente sensibilización en términos de eficiencia energética, junto a una clara voluntad de aprovechar los combustibles procedentes de la biomasa, llevaron a la propiedad a decidirse por una red de district heating con tuberías preaisladas RAUVITHERM de REHAU.

Se buscó una solución que optimizase la gestión de energía en el monasterio, que diera servicio al Hotel, Restaurante y Spa, desde la central térmica que aprovecha los combustibles procedentes de la biomasa y finalmente se optó por una red de distribución de calor y frío con el sistema RAUVITHERM.

En cuanto a la obra, la instalación se ejecutó en un periodo de tiempo corto para no afectar al habitual e intenso tráfico de visitas al Monasterio y se instalaron algo menos de 600 metros de tuberías de diversos diámetros para optimizar el funcionamiento térmico de la instalación. La gran coordinación del servicio de expedición de REHAU y la flexibilidad y fácil maniobrabilidad del producto gracias a su escasa resistencia a curvaturas de radios reducidos, a su ligereza y a la gran longitud de los rollos de tubo consiguieron finalizar el proyecto con un excelente resultado.

Rauvitherm 02

RAUVITHERM es un sistema de distribución de calor y frío de nueva generación, concebido para satisfacer las necesidades más exigentes del mercado con una tubería ligera, resistente y eficiente. Este sistema destaca por su gran flexibilidad, gracias al revestimiento con funda tubular anillada de polietileno de alta densidad. Además, al estar compuesto por un tubo interior de PE-Xa resistente a las altas temperaturas, se evitan las pérdidas de calor.

 

Otra de las ventajas de este sistema es su innovadora técnica de unión por medio de casquillo corredizo. Se trata de una técnica cómoda y fácil para realizar conexiones entre tuberías. Las uniones son totalmente estancas al agua y aisladas térmicamente, lo que garantiza una larga vida útil de la instalación. Por último, cabe destacar que el sistema RAUVITHERM ofrece un completo programa de accesorios que le permite adaptarse a cualquier necesidad, una característica sin duda muy valorada por el equipo responsable de la obra.

La instalación del sistema RAUVITHERM en este proyecto vuelve a consolidar a REHAU como un partner fiable tanto por sus soluciones innovadoras y eficientes como por su continuo asesoramiento técnico a lo largo de los proyectos y marca sin duda, un referente en este tipo de instalaciones en centros históricos.