Después de un arduo y colaborativo trabajo, el innovador bar del espacio cultural Las Cigarreras de Alicante abrió sus puertas el pasado jueves, 22 de enero. Ubicado en los jardines de la antigua Fábrica de Tabacos, el espacio cuenta en su interior con un inmenso y arriesgado quiosco-restaurante en forma de cigarra que ha sido desarrollado por Tomás Amat Estudio de Arquitectura, Pablo Belda + Tomás Amat. 

El proyecto, concebido para la ciudad y completado con aportación de múltiples firmas e instituciones, alude a la antigua denominación del espacio y lo liga al lugar, a la naturaleza y a su uso actual. Se trata de un edificio de unos 25 metros de longitud por 10 metros de ancho que se ubica en una zona ajardinada dentro de los 800 metros de exterior que circundan el centro cultural.

Es, literalmente, un insecto posado en un jardín. “Hemos hecho una adaptación al espacio en el que nos encontramos, el jardín, un insecto adaptado al medio, una pieza pensada y diseñada específicamente para Las Cigarreras, que no es un espacio al uso. No se trataba de hacer una cafetería normal, sino una obra excepcional que enlazara con el entorno cultural que la rodea”, comenta Pablo Belda, arquitecto del proyecto.

Los agentes y empresas colaboradoras en el proyecto proclaman su participación material y de patrocinio del proyecto con la marca grabada y trabajada con CNC. Fotos © Iván Marruecos (ADIS Comunicación) por cortesía de Tomás Amat Estudio de Arquitectura, Pablo Belda + Tomás Amat

Los agentes y empresas colaboradoras en el proyecto proclaman su participación material y de patrocinio del proyecto con la marca grabada y trabajada con CNC. Fotos © Iván Marruecos (ADIS Comunicación) por cortesía de Tomás Amat Estudio de Arquitectura, Pablo Belda + Tomás Amat

El estudio ha sabido aunar esfuerzos para que la obra se terminara en unos años difíciles y, como dice Tomás Amat “hemos logrado un espacio público, hecho por todos. En tiempos difíciles se ha comprendido la importancia de la cooperación, del valor de lo público, por parte de compañías como Hispanitas, Finstral o DuPont,  en un presupuesto que se ha completado con aportación del Excmo. Ayuntamiento de Alicante o la empresa concesionaria, El Sorell”. Precisamente, la inauguración del bar de Las Cigarreras fue uno de los primeros actos del nuevo alcalde de Alicante, Miguel Valor, al que también acudió el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra.

Espectacular diseño y singular mezcla de materiales

El gigantesco insecto consta de cabeza, cuerpo y cola. El esquema base del cuerpo consiste en una estructura metálica que se aprecia perfectamente en la simulación de las branquias. Para cubrir el cuerpo Tomás Amat y Pablo Belda han elegido el tecno-material Corian® en color Glacier White que, trabajado por termoformado y tecnología CNC, se adapta perfectamente y ofrece posibilidades casi infinitas de jugar con la luz y sus colores. Es en esta zona donde se encuentra el área técnica del edificio. Cocina y zona de atención al público no están reñidos con los criterios de belleza y funcionalidad.  Por último, la «cola» del animal es una gran pieza de vareta de madera diseñada por los arquitectos y construida por el artista Manolo García, que nos acerca al área geográfica en el que la cigarra habita.

render cigarreras

Gracias al osado diseño de los arquitectos del estudio Tomás Amat Estudio de Arquitectura, Pablo Belda + Tomás Amat, esta construcción cargada de innovación convierte a Las Cigarreras en un espacio cultural abierto a la originalidad y la modernidad propias de la arquitectura del siglo XXI. Su interés social y cultural ha animado a empresas participantes a colaborar también económicamente y por ello el proyecto proclama su compromiso grabando en esta área sus nombres con técnica CNC sobre Corian®.