Pages Navigation Menu

BLOG

Bloques y ladrillos de hormigón: resistencia a compresión de las piezas

Bloques y ladrillos de hormigón: resistencia a compresión de las piezas

Los miembros de NORMABLOC fabrican piezas de albañilería de hormigón que cumplen con los requisitos establecidos en la norma europea UNE EN 771-3:2011, la norma española UNE 127771-3 y el CTE, cuando éste es aplicable (muros resistentes). Ofrecen además una gran variedad de formatos y acabados superficiales, densidades, resistencias a compresión, etc., para que las obras seas únicas, al tiempo que garantiza un impacto medioambiental mínimo. Este es un extracto del artículo que publica este mes la Revista Cemento y Hormigón.
Durante siglos, los materiales básicos de albañilería estuvieron constituidos por ‘la piedra natural’, junto con ‘el ladrillo artificial’, con la ventaja de tratarse de una pieza de barro cocido prefabricada. De estos materiales, el ladrillo cerámico tuvo su máximo auge a finales del siglo XIX cuando la industrialización desarrolló plenamente sus posibilidades de prefabricación y cocción. Hasta llegado el siglo XX con la aparición del hormigón armado, no se abrió paso un nuevo material de albañilería, el denominado ‘bloque de hormigón’, capaz de ampliar los campos de aplicación de los materiales de albañilería común formato de mayores dimensiones, junto con sus múltiples posibilidades constructivas y arquitectónicas, basadas en la combinación con el hormigón armado con que se rellenaba su interior, logrando suplir con ventaja a las estructuras de fábrica cerámica tradicional, y ligándose más directamente con el tradicional lenguaje de la mampostería de piedra natural, con mucho menor coste.

Acceda al artículo completo

Web de NORMABLOC

468 ad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.