• El proyecto nació con el objetivo de unificar a todos los profesionales del banco que se encontraban repartidos en varios edificios
  • La organización general del edificio responde a criterios de máxima eficacia funcional y ambiental

AECOM, compañía líder a nivel internacional en arquitectura, diseño, transporte y sostenibilidad, acaba de finalizar las obras de las oficinas del Banco Santander en Mönchengladbach (Alemania).

El objetivo del proyecto para estas oficinas era unificar a todos los empleados del banco repartidos en varios edificios en alquiler. AECOM abordó el proyecto a partir de un concepto: crear un ambiente abierto y flexible para todos los trabajadores.

Con este fin, se realizaron diversas entrevistas en todos los niveles de la organización y se invitó a todos los profesionales a participar en una encuesta para conocer sus necesidades.

El proyecto recoge las principales inquietudes que nos manifestaron los trabajadores del Banco Santander. La funcionalidad ha sido una de nuestras premisas pero siempre desde un punto de vista flexible que permita adaptarse a las necesidades de la compañía en cada momento”  ha asegurado Beate Braun, Senior Architect de AECOM España.

La organización general del edificio responde a criterios de máxima eficacia funcional y ambiental. La edificación cuenta con cuatro bloques de oficinas de tres plantas de altura con dos conexiones entre ellos.

Santander_AECOM_D_Schaefer_049

Se ha conseguido alcanzar un equilibrio óptimo entre los volúmenes edificados y los espacios libres. La construcción crea patios en forma de U con amplias zonas de césped, arbustos y árboles que contribuyen a una atmósfera positiva en todo el entorno.

Además, las oficinas cuentan con un amplio  aparcamiento para empleados  y un espacio para aquellos trabajadores que prefieran  utilizar su bicicleta.

En cuanto al interior, el vestíbulo, donde se encuentra la recepción y la cafetería, es una de las  partes fundamentales  de la planta baja donde un gran pasillo central conecta las diferentes áreas

En la planta baja se han establecido todas las zonas de uso común: oficina de correos interna, comedor con 350 plazas y cocina asociada, salas de reuniones, formación y zona para reuniones informales.

Las plantas dedicadas a los trabajadores, se basan en un área abierta salvo algunos despachos.  La superficie se divide en zonas de trabajo y zonas donde se puede a acceder a diversos servicios: impresión, salas de reunión, zonas de trabajo temporal etc.

Uno de los puntos esenciales  que se ha tenido en cuenta a la hora de diseñar las superficies de trabajo, es la iluminación natural y las vistas con las que cuentan los puestos.