• El director técnico de la Asociación, Ricardo Pomatta, intervino en el foro dedicado a la seguridad vial, y dio varias pautas a tener en cuenta para una correcta iluminación en carreteras.
  • ANFALUM asistió junto a Forovial, con quien colabora desde hace años a favor del buen equipamiento de las carreteras y vías como forma de mejorar la seguridad en las mismas.

 La Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (ANFALUM) ha participado esta tarde en la Feria Trafic 2015, el Salón Internacional de la Seguridad Vial y el Equipamiento para Carreteras, celebrado en IFEMA Feria de Madrid, entre el 29 de septiembre y el 2 de octubre.

Ricardo Pomatta, director técnico de ANFALUM, ha puesto de manifiesto la problemática existente en materia de alumbrado en nuestras vías y carreteras, dentro de un foro más general, ForoTrafic sobre “Equipamiento Vial al servicio de los usuarios, promovida por FOROVIAL, la Federación de Entidades de Equipamiento para la Seguridad Vial, con quien viene colaborando ANFALUM desde hace tiempo.

ANFALUM explicó los beneficios que el correcto equipamiento de iluminación en carreteras, proporciona tanto a conductores como a peatones: hasta un 50% puede verse reducida la siniestralidad  si las luminarias son las adecuadas y están correctamente instaladas.

Algunas de las pautas para una buena iluminación vial, son: la correcta distribución de los aparatos de alumbrado dentro de la sección de carretera a iluminar, la uniformidad, una correcta fotometria, así como el cumplimiento con el Reglamento de Eficiencia Energética en Alumbrado Exterior, que determina que los niveles luminicos no podrán superar el 20 % los niveles de referencia de dicho Reglamento.

En ocasiones, sobre todo en zonas urbanas hay problemas debido a la contaminación lumínica, iluminando más el edificio que las propias carreteras o aceras, o se pierde gran cantidad de luz debido a la mala colocación de la luminaria y su mala orientación que conlleva que haya mucha luz dirigida hacia el cielo,  hay muchas zonas de luces-sombras debido a una baja uniformidad, cada vez que realicemos un análisis de cómo debe ser realizada la iluminación, debe tener un estudio por cada sección, y sobre todo realizado por expertos en el alumbrado. Todo lo que no hagamos con un estudio lumínico, y por experto provocará accidentes y una consecuente falta de seguridad para los usuarios, por lo que ANFALUM insiste en la importancia que tiene una buena iluminación que consta tanto de buenos productos, como de una correcta instalación de los mismos.

ANFALUM, una vez más, se posiciona en contra de un “apagón vial” como medida que muchas administraciones vienen tomando para reducir el coste energético, y en su lugar propone otras opciones que permitirían reducir el gasto sin poner en peligro la seguridad vial.

ANFALUM propone “regular en lugar de apagar”, buscando la uniformidad del alumbrado, evitando los deslumbramientos y controlando de forma selectiva los aparatos de iluminación en función de las condiciones exteriores. Los aparatos de alumbrado deben encontrar un equilibro entre el confort visual, el rendimiento y la eficiencia energética, buscando como algo esencial la seguridad humana, de conductores y de viandantes.

Además, en su ponencia, Ricardo Pomatta ha aconsejado el uso de las nuevas tecnologías de iluminación, gracias a las cuales se permite bajar la potencia manteniendo la calidad lumínica y reduciendo los costes de mantenimiento y de factura eléctrica. También ha señalado la posibilidad de amortizar las nuevas instalaciones en periodos inferiores a 6-7  años.

Pomatta ha hablado del LED, como la tecnología para el presente y futuro, ya que mejora el alumbrado, aumenta su vida útil al tener una mayor durabilidad y es capaz de una regulación del 100%. Ha señalado que la implantación de la tecnología LED debe hacerse teniendo en cuenta los criterios técnicos, la calidad del producto y la garantía del fabricante. Asimismo, ha subrayado que la instalación de esta nueva tecnología debe ser realizada de la mano de fabricantes de prestigio, que son los que pueden ofrecer las garantías necesarias para el cambio.