Alumnos y profesores de Arquitectura de Nebrija participan esta semana en un workshop internacional de arquitectura en Moscú, junto con la universidad rusa March School of Architecture.

Este workshop -con el título “Urban unitis. Unfinished Moscow”- es la segunda edición, tras una primera convocatoria en Madrid que tuvo lugar en febrero con alumnos y profesores rusos, en el Campus de Dehesa de la Villa de la Universidad Nebrija.

El objetivo de esta iniciativa promovida por ambas universidades es trabajar de forma conjunta y crear equipos de trabajo hispano-rusos para reflexionar sobre una nueva forma de habitar la ciudad construida, sobre todo en los años 70, que ha quedado obsoleta y necesita un reciclaje urgente. En Madrid, alumnos y profesores trabajaron sobre el barrio de Batán, y en Moscú sobre  Novokosino, un barrio construido por torres prefabricadas de hormigón de 20 plantas que se extiende casi hasta el infinito.

Como punto y final de estos dos workshops “Urban unitis” se establecerán conclusiones y criterios de intervención en este tipo de barriadas con una problemática social y urbana cada vez más candente.