Las mamparas están fabricadas en metacrilato y vidrio y son de fácil limpieza y montaje

La compañía complementa su oferta de producto por las nuevas necesidades que han surgido ante la crisis sanitaria del Covid19

El objetivo es minimizar el riesgo de contagio entre empleados y clientes de cualquier espacio de trabajo y negocio

La empresa de mobiliario Actiu ha diseñado una mampara de protección, un nuevo producto con el que pretende mejorar la seguridad en las relaciones entre profesionales y clientes en comercios y oficinas abiertas al público.

Además, la marca está ajustando su catálogo a las nuevas premisas que han surgido ante la crisis sanitaria, potenciando soluciones que faciliten la distancia social y optimicen el espacio reduciendo a su vez la densidad humana a través de productos y acabados que permitan una higienización del entorno. 

Los riesgos para la salud obligan a extremar las precauciones y a mantener una distancia interpersonal que minimice el riesgo de contagio. En ese sentido, las mamparas protectoras permiten reducir esa distancia para permitir las transacciones en los comercios y oficinas manteniendo la seguridad.

Este sistema diseñado, desarrollado y fabricado por Actiu, que además ha sido registrado como Modelo de Utilidad gracias a su innovador sistema de montaje, responde a los criterios de calidad y sostenibilidad que exigen las necesidades reales de cada espacio de trabajo, ya sean comercios, entornos sanitarios o espacios administrativos de cualquier tamaño.

Están fabricadas en metacrilato o vidrio templado transparente con cantos redondeados, un diseño que se completa con sólidos soportes de acero antideslizantes, que hacen de estas mamparas un elemento de protección estable y efectivo. Además, dispone en su parte inferior de una ventana para facilitar la entrega de productos y las transacciones económicas con los clientes.

La mampara está diseñada para que se pueda utilizar en todo tipo de mesas, mostradores o barras y, al estar fabricada íntegramente en metacrilato o vidrio templado transparente, permite una limpieza y desinfección rápidas y sencillas. La mampara de protección garantiza la separación entre usuarios sin perder la interacción ni el contacto visual entre el profesional y el cliente.

Para entornos administrativos, la compañía también ha desarrollado un sistema de fijación universal que permite la instalación de mamparas ancladas a las divisorias existentes en cualquier instalación, con el objetivo de permitir dar respuesta a las necesidades actuales sin renunciar al mobiliario y complementos que las compañías ya disponen en sus instalaciones.

Estas mamparas forman parte de toda una línea de productos encaminada a reducir los contagios entre usuarios, diseñada y fabricada por Actiu en tiempo récord para que esté disponible cuanto antes y que la apertura de comercios, empresas y oficinas se realice de la forma más segura posible tanto para empleados como para clientes. 

Junto a la adaptación de productos ya existentes para cumplir con las nuevas exigencias de distanciamiento social, Actiu ya dispone en su oferta de piezas de mobiliario flexibles y versátiles que permiten garantizar la máxima ergonomía y readaptar zonas de trabajo con mesas móviles, abatibles y elevables como el programa Talent, una amplia gama de sillas operativas, así como otras colectivas y polivalentes como la línea Noom, diseñada para todo tipo de entornos.

Las divisorias Link también puede ser empleadas para crear puestos de trabajo independientes y pueden ser autoportantes, lo que permite adaptar el espacio a las necesidades de cada momento garantizando la máxima seguridad.

En ese sentido, Soledat Berbegal, consejera y directa de Reputación de Marca de Actiu, explica que la compañía está adaptándose a las necesidades nuevas del mercado. “En esta situación de crisis, gracias a que tenemos el diseño y la fabricación de producto para sectores diversos, podemos adaptarnos permanentemente. La nueva mampara anti-contagio sale al mercado sobre todo para el sector hospitalario y los comercios. Nuestros primeros lotes de mamparas han sido donados a hospitales. Una contribución desinteresada para cubrir las necesidades de los equipos de profesionales sanitarios. Pero nos ha hecho pensar en desarrollar no sólo unos elementos aislados sino un programa completo de divisorias, mamparas, separaciones verticales y laterales”, afirma.

“Muchas empresas van a seguir optando por el teletrabajo, pero habrá momentos imprescindibles de encuentro y reunión en los espacios de trabajo. Tanto en Actiu como los espacios que equipamos, queremos que las personas vayan tranquilas a trabajar. Las mamparas protegen físicamente pero también aportan tranquilidad y seguridad desde el punto de vista anímico, reduciendo el estrés ante el riesgo de contagio. Queremos que todos puedan acudir a su puesto de trabajo y disfrutar de su profesión”, asegura Soledat Berbegal.