Pages Navigation Menu

BLOG

18 finalistas en los Premios Internacionales de Arquitectura BIGMAT 2015.

18 finalistas en los Premios Internacionales de Arquitectura BIGMAT 2015.

Ya se conocen los  dieciocho proyectos finalistas que competirán por este deseado galardón.  La ceremonia de entrega tendrá lugar el viernes veinte de noviembre durante la celebración del Congreso Internacional BigMat en Berlín.

En esta fase del concurso se han elegido tres proyectos finalista de cada uno de los países participantes ( España, Portugal, Francia, Bélgica, Italia y República Checa). De esta terna se elegirá un ganador nacional, que competirá en la final por el International Architecture Award 2015.

Los proyectos españoles elegidos han sido unas oficinas de Alberto Campo Baeza en Zamora; una escuela de vela en Cádiz de Héctor Fernández Helorza y el espacio público Teatro La Lira del estudio RCR Aranda Pigem Vilalta Arquitectos en Gerona.

Escuela Vela Sotogrande.

Escuela Vela Sotogrande.

Las oficinas que Alberto Campo Baeza ha proyecto frente a la catedral de Zamora, se han construido en concordancia con este monumento y los edificios colindantes, en un ejercicio de máxima simplicidad constructiva. En este espacio laboral se mezcla la eterna piedra que evoca el pasado, con el cristal, un material que da al edificio un aspecto liviano y evoca al futuro. Por su parte, la escuela de vela de Héctor Fernandez Helorza es un original proyecto que  funciona como nexo de unión de los elementos que le rodean: un embarcadero y el paseo de la playa. De planta rectangular, esta escuela de vela parece levitar sobre la arena gracias a los elementos que se han empleado para su fabricación: cristal, acero galvanizado y paneles de fibra de madera y cemento. El estudio RCR ha idea una plaza cubierta peatonal, en el vacío que ocupaba El teatro La Lira en Ripoll (Gerona) tras su demolición. Este espacio público cruza el rio Ter haciendo suyos los trazos irregulares del terreno. Consiste en una impresionante estructura de lamas de acero que permite el paso de la luz, tanto para el propio espacio como para los patios circundantes, como ejemplo de arquitectura integradora. Estas lamas dan forma al vacío enmarcando el paisaje.

Respecto a Portugal, los proyectos escogidos han sido una Casa en Sao Francisco da Serra de GSMM Arquitectos; la reforma de un palomar a cargo del estudio del arquitecto Mario Segueira y el proyecto del espacio cultural Casa Da Severa del proyectista José Adriao.

House in Sao Francisco.

House in Sao Francisco.

El sentido de la vivienda que el estudio GSMM Arquitectos ha proyectado en Sao Francisco da Serra, nace de la interrelación que se establece con la topografía y el paisaje.  La casa es un volumen de formas compactas, que limita la intervención humana en el paisaje, delimitando bien las fronteras entre ambos. El espacio se organiza en una sola planta alrededor de un patio, que emula una plaza pública. Su diseño racional se basa en una sucesión de ambientes sin pasillos. El Arquitecto José Adriao consiguió transformar con gran maestría un conjunto de viviendas de Lisboa en Casa da Severa, una dotación cultural con diferentes ofertas. Se optó por demoler el edificio conservando la fachada.

Casa da Severa

Casa da Severa

En el proyecto destaca la prolongación que se hace de la plaza en el interior del edificio y viceversa, a través de las escaleras. Dispone de varias plantas, accesibles para personas con discapacidad a través del ascensor; la multifuncionalidad del proyecto se observa en detalles como una de las paredes interiores que sirve de pantalla de proyección. Optimismo, magia, fantasía, sueños, etc. son los conceptos que impregnan la reforma que ha realizado el estudio de Mario Sequeira. El resultado: un palomar  de una casa unifamiliar se convierte en una habitación de juegos infantiles y un balneario. El proyecto se concreta en tres casas envueltas en volumen que parece flotar sobre el muro que delimita la propiedad. El interior carece de cualquier elemento superfluo y la decoración se basa en los juguetes infantiles. La construcción rememora en muchos de sus elementos el espíritu del palomar original. Esta “casa infantil-balneario” se concibe también como un espacio de paz y sosiego, en un mundo demasiado alterado.

he Dove Cote. Mario Segueira.

he Dove Cote. Mario Segueira.

 

468 ad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.